05 septiembre, 2008

En septiembre va quedando poco tabaco plantado, casi todo está segado y colgado en los secaderos. Éste fue un cultivo que al estar protegido por el Estado desde principios del siglo XX aportó riqueza al municipio, muchas familias pudieron subsistir y, algunas enriquecerse, gracias a él; en su labranza y manipulación trabajaba toda la familia, de ahí que una buena parte del valor añadido se quedara en casa. Ahora -creo- que para el 2010 estará totalmente liberado y ello hará que en Fuente Vaqueros y la Vega de Granada desaparezca.

No hay comentarios: