22 octubre, 2011

El cielo

Y tutearse con las nubes
y dormir en el rincón,
donde no llegan los gatos
como un gorrión.

3 comentarios:

Azahar dijo...

Una maravilla...

Alba García Martínez dijo...

Me gusta muchísimo, y con el poema de abajo aún más.

R. dijo...

Impresionante...