19 junio, 2016

La presa

A aquel que no le gusta más que hablar de sí mismo, de lo bueno, de lo guay, de lo guapo, de lo…, que es, a ese, en mi tierra, se le llama “cagaor”, calificativo que viene de “cagar en alto”. 
No es un pensamiento filosófico muy fino, ni uno de los poemas que suelen acompañar a las fotografías; pero sí que es otra aportación más a la peculiar y acertada forma de expresarnos por aquí. Haberlos,... los hay; y a esos, mejor cerrarles la presa.